El trabajo de padre es uno de lo más importantes en la vida de un hombre. Su relevancia radica en que todo lo que dice o hace alimenta la formación psicológica y emocional de sus hijos, pues la presencia de la figura paterna está directamente relacionada con la formación de la autoestima y el auto descubrimiento en cuanto capacidades y resiliencia para enfrentar las dificultades de la vida.

La gran responsabilidad que representa esta labor encierra una plétora de razones por las cuales vale la pena mantenerse en constante evolución e introspección para mejorar, así que les contamos nuestros 6 mejores consejos para ser un mejor papá.

  1. Ofréceles tiempo de calidad

En esencial apartar tiempo de tu rutina diaria para dedicarlo a tus hijos exclusivamente. Olvida el trabajo, haz a un lado las preocupaciones e invierte tiempo en el que realmente te conectes con ellos. Puede ser desde una salida al parque, hasta ver una película juntos, o simplemente leerle algo. Lo importante es que te entregues al 100% y aboques toda tu atención hacia ellos. Estos momentos son los que permanecerán en su memoria para siempre.

  1. Sabemos cuanto los quieres pero ¡díselos!

Muchos papás, sobretodo en la cultura latinoamericana, fueron criados en un entorno machista que establece una definición de ”masculinidad” destructiva, en la que no es socialmente aceptado que un hombre muestre su vulnerabilidad o exprese lo que realmente siente. Esto crea adultos inseguros e incapaces de demostrar los sentimientos auténticos que nos hacen humanos, así que no te limites en mostrar tu amor hacia tus hijos. Repítele frecuentemente cuanto los amas y lo orgulloso que te sientes de ser su papá.

  1. Establece reglas con amor y paciencia

La disciplina es fundamental para criar niños con modales y una idea clara de cómo debe ser su comportamiento cuando crezcan. Tu tarea es establecerlas y velar por su cumplimiento. Ten en cuenta la importancia de ser paciente y manejar tus enojos para evitar pasarte de raya. La idea es que aprendan siempre una lección.

  1. Fomenta una autoestima alta

Criar niños con una alta autoestima tiene un alto impacto positivo en su personalidad e inteligencia emocional. Al reconocer su valor, se sentirán mucho más motivados a superar retos personales y podrán lograr establecer vínculos más sanos con su entorno. Logra fomentar el amor propio de tus niños siguiendo estos pasos.

  1. Muéstrales con el ejemplo a valorar las cosas

Las acciones hablan por si solas, e indudablemente todo lo que hagas será el reflejo de tus hijos. Los niños aprenden con el ejemplo, así que, aunque nadie es perfecto, procura ser coherente con tus palabras y acciones. Es muy importante que, aunque sea tentador darles todo lo que quieran, le muestres el valor de las cosas. Por ejemplo, hazles ver que cada regalo representa una recompensa por algún acto positivo y que tiene un significado más allá de lo material.

     6. Gánate su confianza

Para generar una relación sana con tus hijos, es primordial ganarte su confianza. Para lograrlo te recomendamos:

  • Muestra interés por sus aficiones y sus cosas. Al darse cuenta de lo interesado que estas, se sentirá motiva a compartir información contigo.
  • Mantén siempre una mente abierta. Escúchalo y procura aconsejarlos dejando a un lado los prejuicios.
  • Respeta su espacio e intimidad.
  • Cuéntale sobre ti, mas allá de las cosas cotidianas. Establece una conexión compartiendo anécdotas de tu juventud o niñez.
  • Toma en cuenta su opinión y haz que lo note.

 Reporte por Eluz Vilchez.

 

Comentarios