Ariadna Gutiérrez es parte de la historia de Miss Universo aún sin haberse llevado la corona. Ese momento fue el turning point de su carrera, logrando convertirse en una de las modelos más codiciadas y admiradas del mercado. Conversamos con “Ary” sobre su nuevo proyecto con Agua Bendita, cómo ha cambiado en los últimos meses y la gran lección que aprendió de su mamá.

Ariadna para Agua Bendita

Desde que empecé mi carrera de modelaje en Colombia, trabajar con Agua Bendita estaba entre mis metas. Siempre lo vi como el referente más alto en el medio de los trajes de baños. Creo que ha sido uno de los objetivos más grandes que he cumplido en mi país y estoy muy feliz de haber logrado ese sueño de estar entre las Bendita Girls.

Tengo varios favoritos de la colección. Me encanta la versatilidad de cada una de las piezas, ya que no solo puedes usarlas en la playa o en la piscina, también en el día a día, en una cena romántica, en una fiesta, para relajarte… Eso me ha fascinado de esta última colección.

Me gusta cuidarme, sentirme bien, sentirme femenina y amo la moda. Estoy pendiente las nuevas tendencias en cada una de las temporadas. Prefiero vestirme con prendas de color, aunque de vez en cuando incorporo lo clásico. Para mí, es un juego el tema de la ropa, los accesorios, los zapatos y todas esas cosas que nos apasionan a nosotras las mujeres.

En términos de belleza, no me falta mi crema de noche y un buen bloqueador solar. Mi rutina es básica. A la hora de levantarme me lavo la cara, me la hidrato con crema de día y eso sí, antes de salir de la casa me aplico protector. En la noche, si tengo maquillaje puesto me limpio la cara. ¡No puedo dormir con la cara maquillada! Luego mi cremita de noche y a descansar. Desde hace tres meses he estado usando La Mer y otro producto que es un exfoliante de Kate Somerville. ¡Me ha servido muchísimo y lo recomiendo al cien por ciento!

De mi mamá, he aprendido a tener paciencia y gracias a ella ahora tomo las cosas con mucha más calma y analizó un poquito más. Mami me enseñó a soñar en grande y a no dejar que nadie me diga que no puedo hacer las cosas, a no dejar que nada me limite. Simplemente ir directo por lo que deseas. Algún día me veo de mamá, por supuesto. No de tantos niños, tal vez uno o dos, y pienso que definitivamente yo sería una mamá confidente. ¡Quisiera y sueño con ser la mejor amiga de mis hijos!

Con todo lo que ha pasado, he cambiado a nivel personal. Ahora soy más consciente, soy más madura. El capítulo de Miss Universo me hizo madurar muchísimo y entendí que las cosas pasan por una razón, que todo tiene su motivo y su porqué. Aunque ahora veo todo desde otra perspectiva, mi personalidad, mi sencillez, mis valores y mi forma de ser siguen intactos.

¿Lo que más me da miedo de la fama? He pasado por momentos muy difíciles en cuando a la privacidad. El estar siempre a la luz pública y que mi vida ya no sea privada, sino que sea de todo el mundo. Sin embargo, eso se va a un segundo plano cuando tienes el cariño de tantas personas, pendiente de cada uno de tus pasos y enviándote buenos deseos… Eso, sin duda, ha sido la parte más bonita.

Fotos cortesía de Agua Bendita. Entrevista realizada en Julio de 2016.

Comentarios