Recientemente tuve la oportunidad de cubrir uno de los premios más populares en la televisión hispana. Entre luces, cámaras y acción, las famosas se dieron cita para presumir sus mejores vestuarios. ¿Lo que más me llamó la atención? Gracias al calor de Miami, la gran mayoría optó por recogidos y ondas para combatir la terrible humedad… ¡Y les funcionó!

Como mamá que vive a mil por hora, no tuve la energía ni el presupuesto para ir a un salón de belleza, después de todo, mi labor iba a ser detrás de un micrófono. Pero no por eso tenía luz verde –sea como sea mi pelo necesitaba comportarse. La clave para lograr un cabello de alfombra roja está en el cuidado y la preparación, además de los toques finales que sin duda pueden realzar o arruinar tu look.

¿Mi secreto? Sencillo. Cinco pasos que no cambiaría por nada y que realmente me sacan de apuros cuando quiero lucir perfecta. Recuerda, ¡la maternidad no es excusa para verte y sentirte bien!

SoePTM

Comienza en la ducha. Cero champuses de niños aquí. Si tu idea es dar volumen, apuesta por productos que le den “tamaño” al cabello. Yo utilicé un tratamiento voluminizador mientras me bañaba. Sólo demoras unos minutos y los resultados son impresionantes en cualquier tipo de pelo.

Retoca tu color. ¡Espera! No he dicho que te pintes el cabello ni mucho menos que vayas al salón. Pero en ocasiones tan especiales, es necesario que tu melena luzca vibrante y con brillo. Basta con un gloss que se aplica también en la ducha. Tres minutos y tu color volverá a la vida.

Prepara. Protege tu cabello con un spray o producto térmico. Sé que suena como un paso extra, sin embargo, a la larga tu melena te lo agradecerá. Hazlo mechón por mechón a varias pulgadas de distancia.

¡Ondas! Aposté por las fabulosas ondas playeras. Después de varios años entendí que, aunque mi cabello es liso, el estilo ondeado es el que mejor le va… ¿Y qué sería de las mujeres si no peleamos contra la naturaleza? Mi truco infalible es utilizar una plancha y vas girando hasta conseguir la onda; una vez frío, estírala un poquito para que no quede perfecta.

Finaliza con… Fijador y suero capilar. Dos mágicos al momento de preservar un peinado. Las lacas de ahora son más suaves, por eso tu cabello no tendrá esa rigidez. Yo lo aplico a unas 15 pulgadas de distancia, en cada onda y sobre todo en la parte delantera donde se acumula el frizz. No olvides el suero en las puntas para sellas y dar brillo.

¡Listo! Mis ondas estuvieron a la par de decenas de famosas y lo increíble es que las mías sí sobrevivieron al clima mayamero. Otra gran ventaja es que es un estilo que vale para cualquier ocasión, haciéndolo fácil de recrear durante la semana. ¡Es tu turno! Cuéntanos, ¿cómo logras un #RedCarpetHair?

Soe recomienda:
Foto principal, Shutterstock. Esta historia es patrocinada por John Frieda y las opiniones son  propias del autor.

Comentarios