Pocos se imaginan que con ese porte de reina y figura de modelo, Carolina Gómez pueda ser madre. Sin embargo, esa es su realidad: la exitosa actriz colombiana es la orgullosa mamá de un jovencito de 18 años, Thomas Hoyos Gómez, que bien podría pasar por su hermanito menor. Conoce cómo la Miss Colombia 1993 maneja su carrera con la maternidad, sin dejar de lado el carisma que la caracteriza.

Amo los jugos de vegetales, los smoothies y todo lo que sea líquido que inyecte vitaminas y energía a mi cuerpo. Hago yoga, abdominales y estiramiento a diario. Una vez a la semana mezclo esto con algo de cardiovascular y trato de no hacer más de 35 minutos de ejercicio por rutina. Siento que más tiempo es innecesario. Lo importante es ponerle intensidad a la rutina, así logramos que esos minutos sean efectivos.

Me desmaquillo religiosamente en la noche y uso la menor cantidad de maquillaje posible. Hidrato mi rostro lo más que puedo, asegurándome de buscar productos con vitamina C. Mi mayor secreto es el bloqueador solar. Mujeres, ¡es el mejor remedio para las arrugas! Yo soy fiel al Isis Pharma 50+ Sunblock. Ahora, algo que no va conmigo son los rellenos con ácido hialurónico. Es un no total.

En las ciudades húmedas trato de usar una mascarilla fría todas las noches para cerrar los poros, así evito que las impurezas se acumulen. Si no tienes acceso a una, coloca hielo envuelto en papel y lo metes en una bolsa Ziploc… ¡Queda perfecto! ¿Otro truco maravilloso? Corta las hojas de sábila a lo ancho, quítales los bordes laterales  y mételos en la nevera. En la noche, tájalos por la mitad y masajea la cara, cuello y pecho. Déjalo durante la noche y enjuaga en la mañana. Créeme que ayuda muchísimo con las manchas e hidrata la piel.

En cuanto al maquillaje, te digo que no me gustan los excesos. Uso polvos solo en la “zona T” de la cara para neutralizar el brillo; sin embargo, pongo muy poco ya que el exceso quita la lozanía de la piel. Humectar los labios es crucial y nunca salgo sin un poco de pestañina ya que esto te abre la mirada… ¡Y nada más lindo que unos ojos que tengan algo que decir! También soy fanática de los perfumes. Mis favoritos son los de Bond 9. Para la noche Chinatown y para el verano Hamptons.

Un hijo es igual de complejo para criar teniendo cualquier profesión. Es un ejercicio diario de comunicación, exploración de uno mismo y sobretodo de respeto mutuo. Pero es difícil saber qué clase de madre soy. ¡Eso lo tendría que decir Thomas! Hablando en serio, creo que soy una mamá dedicada. Mi prioridad número uno es mi hijo, por sobre todas las cosas. Toda mi vida he elegido que caminos tomar en función de su bienestar y nuestra felicidad –eso incluye mi carrera.

Al ser actriz, elijo ser clara con mi hijo. Entender su proceso de crecimiento y la edad por la que está pasando para elegir los personajes que interpreto es esencial. Él tiene claro que mi carrera hace parte de las artes como profesión y que esto implica contar historias de otra manera. Yo tan sólo soy una herramienta de interpretación y él lo percibe y entiende gracias al respeto y claridad con el que nos hemos comunicado durante nuestro crecimiento como familia.

El éxito en todas las carreras está en el buen manejo del tiempo. Observo que las personas de éxito siempre tienen tiempo, siempre se organizan y llevan su agenda. Ahora, esto implica mucha disciplina y tener las prioridades claras. Hay que saber que en la vida se debe “trabajar para vivir y no vivir para trabajar”, como bien dice mi padre. Así los hijos siempre van a tener el tiempo que les corresponde. Creo en la calidad de tiempo compartido, la cantidad varía con el paso de la vida.

Carolina usa y recomienda:

 Entrevista realizada en Julio de 2014. Fotos cortesía de Carolina Gómez.

Comentarios