Las hormonas y el embarazo son el combo ideal para destruir el look de tu cabello en segundos. Mientras que algunas tienen la dicha de culminar su gestación con un cabello a la Gisele Bundchen, otras meras mortales como yo acabamos cual Britney Spears en medio de sus crisis. Y es que luego de tener a mi niño, los cambios en mi pelo no se hicieron esperar –ni siquiera ahora, tras casi dos años, he podido recuperar el largo o la textura “normal” de mi melena.

¿Existía alguna solución? Además de las típicas vitaminas de biotina o las mascarillas semanales, el cabello esponjado cortesía de nueve meses de gestación seguía en pleno apogeo. Sin embargo cuando escuché del tratamiento Cezanne en el Butterfly Studio de Manhattan no dudé ni un minuto en darle una oportunidad… después de todo, ¿qué podría ser peor que ser esclava de la plancha? Si vives en Nueva York, el Butterfly Studio es una parada obligatoria; el costo de sus servicios no es tan exagerado como en otros sitios de la ciudad además de que, realmente, entienden lo que una madre del siglo XXI necesita.

Mamá, déjame decirte que todas las ideas locas que tienes sobre la queratina o tratamientos suavizantes se irán de tu cabeza apenas comiencen a aplicártelo. Primero, no es una queratina en sí –no contiene formaldehidos ni químicos suicidas—de hecho me llamo la atención que tiene un olor placentero. El proceso no toma ni una hora y terminarás con una cabellera sedosa, brillante y ¡sin frizz! Lo mejor de todo es que el Cezanne Treatment es tan seguro que puedes hacerlo durante tu embarazo o mientras estés dando pecho. ¡Palabras celestiales para las mamás ocupadas!

Volviendo a mi aventura, una cosa es salir del salón con pelo de millonaria y otra muy distinta es “dominarlo” en casa para que luzca igual. Tras lavarme el cabello –tres días después—podía sentirlo más suave y manejable… no ese liso falso que otros tratamientos te dejan. ¡Me encantó! Literalmente en 15 minutos podía darle cualquier estilo a mi cabello sin necesidad de toneladas de productos.

Cezanne Treatment

¿Lo volvería a hacer? Por $350 no lo dudaría. Me parece que es un precio accesible además que lo tendrías que hacer cada tres meses, ahorrando daños ocasionados por los secadores o planchas y dinero extra en anti-frizz. Piénsalo, si eres una mamá que trabaja, que vives a mil por hora y que no tienes tiempo ni para cepillarte los dientes, el Cezanne Perfect Finish Keratin Smoothing Treatment es para ti.

Fotos cortesía de Butterfly Studio/Imagen del tratamiento son representativas.  Servicio complimentario por parte del equipo de relaciones públicas a nuestra editora, Soe Kabbabe. New York City, Julio 2014. Principal: Shutterstock

Comentarios