Toda mamá sabe lo caro que puede resultar decorar y amueblar el cuarto del bebé. ¡Muchas veces nuestros sueños de decoración infantil quedan truncados por un presupuesto limitado! Sin embargo, con los consejos adecuados, sí es posible rodear a tu hijo de todo aquello que te gusta para recrear su confort y el tuyo. Un buen ambiente positivo y bello es tan saludable para el bebé como cualquier otro cuidado. Hablamos de ello con la experta y diseñadora Lorena Canals.

Seamos directas, ¿es posible montar un cuarto de bebé con poco presupuesto?

¡Por supuesto! Si bien es cierto que los muebles para bebés tienden a ser caros, realmente se usan por poco tiempo; por lo que comprarlos de segunda mano, en Craigslist o en una venta de garaje te ahorra mucho. Artículos como mesas para cambiar al niño, cunas y vestidores pueden llegar a verse “como nuevos”, y hasta es posible encontrar mecedoras usadas para tu cuarto de bebé. ¡Si eres ingeniosa, basta con pintarlos y darles el mismo acabado para que todos combinen!

Visita páginas como Swap.com, FreeCycle o TredUp donde encontrarás cositas que otros padres están buscando intercambiar. Estos sitios son totalmente gratuitos y son una manera de readaptar y reutilizar aquello que ya no necesitas y de conseguir objetos para el cuarto de tu niño.

Opta por artículos que tu hijo pueda usar cuando crezca— quizás una cuna que puedas convertir en una camita y después en una cama individual. Evita comprar muebles temáticos y elige un estilo coherente que puedas combinar con papel tapiz, una alfombra cool y ropa de cama linda.

Y por último, ¡conserva un estilo de decoración simple! No inviertas en piezas artísticas, mejor utiliza fotos familiares para agregar una sensación de amorosa y cálida al cuarto del bebé.

En tu opinión, ¿cuáles son los artículos más importantes que un cuarto de bebé debe tener?

Además de una cuna bien diseñada, aquí van mis recomendaciones:

-Una mesa de noche es indispensable. Aporta luz ambiental para que puedas supervisar a tu bebé sin tener que molestarlo de su sueño por encender una luz muy brillante.

-Los pañales sucios hacen que toda tu casa huela mal. ¡Así que procura invertir en un contenedor de pañales!

-Un monitor es de ayuda si el cuarto de tu bebé está en la segunda planta.

-Muchas cobijas y sábanas. Los bebés ensucian todo y tener ropa de cama limpia para que duerma es un trabajo de tiempo completo. Asegúrate de tener algunas de más para que no tengas que lavarlas todos los días.

-Los columpios pueden ser útiles si tienes un bebé inquieto. El movimiento de vaivén, algunas veces, relaja al bebé hasta dormirlo.

¿Qué tipo de materiales o telas y colores debo de buscar si no cuento con mucho presupuesto?

Aléjate de colores pastel como los rosas, azules y menta. Esto te permitirá mantener muchos de los artículos de decoración conforme tu hijo va creciendo, tales como almohadas, lámparas, portarretratos, cortinas, alfombras, etc.

Una familia con poco presupuesto, ¿cómo pueden decorar si están planeando tener más bebés?

Como lo más probable es que los niños tengan que compartir habitación, las familias deben decorar en colores neutros como verdes, amarillos y crema. Estos colores pueden ser incorporados en la ropa de cama, accesorios de ventana, obras de arte que combinen con el género y edad de tus hijos. Las alfombras lavables pueden añadir un toque de textura y color, y es una manera fácil de mantener el piso limpio para que los pequeñitos jueguen.

Foto principal, Shutterstock; interior, Lorena Canals. Edición por Veronique de Miguel.

Comentarios