Denise Bidot, creadora del movimiento There Is No Wrong Way To Be A Woman, que pretende empoderar a la mujer a amarse tal cual, comparte más de su vida de mamá y de ese ejemplo tan grande que quiere darle a su pequeña Jocelyn.

nowrongway_denisefullhiresshotwindow

Mi hija me ha enseñado todo. En los últimos años he aprendido cosas que nunca pude haber entendido sin tenerla a ella. Lo más importante es a ser real y a no perder la felicidad por nada. Me di cuenta de que tenía que luchar mucho más para mostrarle que todos los sueños que tiene son posibles y que no hay limitaciones; que el mundo está para poder conseguir lo que queramos y que ella puede crear su propia realidad.

Jocelyn entiende que la belleza no es basada en una talla. Gracias a Dios mi carrera inmediatamente se lo enseña. Cuando llego a casa es la primera que me dice “mami quítate las pestañas; mami quítate las extensiones, ¡tú eres bella como eres!”. Si hay algo que he hecho correcto en mi vida es mi hija.

Como mamá me da miedo todo. Es increíble, uno quiere protegerlos. Más que nada, quiero que ella entienda que tiene talento y que tiene que explorarlos. Lo que desee hacer, yo estaré allí para apoyarla. Siento que a los hijos hay que darles un nivel de libertad. Va a llegar un momento donde tendrá que tomar sus propias decisiones. Cuando pase, sólo espero haberla levantado con valores para que sepa tomar el camino correcto.

denise-y-jocelyn

Mi mamá ha sido un caso especial. Ella y yo siempre estuvimos solas pues nunca conocí a mi padre. Muchas de las lecciones que conozco las aprendí al verla luchando día a día. Mami tenía la mentalidad de que las mujeres flacas eran las más hermosas. Le tomó tiempo sentirse cómoda con su cuerpo. Toda su vida intentó miles de dietas y desde allí comprendí que la talla es un número. Para mí, mi mamá es la más bella ¡pero ella no lo entendía! Y probablemente perdió años de felicidad tratando de cambiar.  Lo que la gente no se da cuenta es que nadie te saluda y pregunta tu talla, no te miran la etiqueta del vestido. Le doy gracias a Dios que yo no tuve que pasar por esas inseguridades porque lo vi frente a mis ojos y ahora tengo la oportunidad de hacer que Jocelyn sea más fuerte en ese aspecto.

En mi vida personal uso poco maquillaje. Me encantan los rizadores de pestañas, los iluminadores y una buena crema hidratante. Pienso que los cosméticos resultan diferentes en cada persona, todo el mundo es diferente. Yo cambio de productos constantemente porque la cara se cansa. Lo que usaba hace tres meses ahora no me funciona. Lo esencial, sin excepción, es cuidarse la piel del rostro. Sólo tenemos cierto tiempo para cuidarla. Ya con los años te puedes hacer tratamientos de reparar, pero mientras más joven empieces con un régimen de belleza, menos problemas tendrás a futuro.

¡Yo corro mucho! Corro por el aeropuerto, corro detrás de mi hija, ¡siempre estoy corriendo en mi vida! -risas. Creo que mi profesión también me ayuda. Las pasarelas o sesiones de fotos cansan muchísimos, probando dos mil vestuarios en un día, cuadrando ángulos o aguantando las poses por largo tiempo. Sea lo que sea, la salud lo es todo; hay cosas más importantes que el físico. A este punto ya no tengo que seguir escondiendo mi cuerpo de la gente. Me siento bien, me siento bella, y si la gente tiene algún problema con mi físico ¡allá ellos! Las mujeres tienen que aprender que lo más importante es sentirse feliz.

Entrevista realizada en Abril de 2016. Fotos cortesía de Denise Bidot.

Comentarios