Soy mamá primeriza de mellizos y no tengo tiempo de pintarme el cabello cada mes… ¡el cambio de horario ha sido tremendo! ¿Existe alguna manera de evitar el tono naranja en el pelo rubio sin ir a la peluquería? Claudia Martínez (Miami, Florida)

“Hola Claudia,

Sabemos que como madre es siempre difícil sacar el tiempo para ir al salón y pasar dos horas allí sólo para retocar las raíces. ¡No te preocupes que hay solución! Lo que necesitas son productos que reaviven tu color entre tinte y tinte como los glasés. John Frieda Colour Refreshing Gloss es uno de mis favoritos prácticamente puedes dejar de ir al salón para el retoque mensual y hacerlo en tu propia casa. Te sirve como abrillantador (el famoso “gloss”) –otro proceso que se hace en los salones de belleza— además de darte un color fresco, como el primer día… ¡Te ahorra tiempo y dinero! Lo puedes utilizar una vez por semana, aplicándolo al cabello mojado en la ducha después del champú y el acondicionador. Déjalo de tres a cinco minutos y enjuaga. Los abrillantadores o refrescantes de color no dañan el cabello y están formulados con tecnología patentada, creada para brindar exclusivos beneficios específicos para cada tono. Vale $12.99 para seis aplicaciones en la ducha.

Otra opción para tu tipo de cabello es John Frieda Sheer Blonde Colour Correct Anti-Brassy Cleansing Treatment. Este tratamiento neutraliza, revierte y evita los tonos cobrizos y anaranjados en las rubias y deja tu cabello limpio y brillante. Utilízalo tres veces por semana como si fuera un champú común y corriente. Sólo cuesta $8.97.”

¿Dudas?

¡En Mamá Beauté nos encanta ayudar! Envíanos tus preguntas a través de la forma de contacto o escríbenos a editorial@mamabeaute.com y podrás recibir una respuesta personalizada por parte de profesionales y expertos. 

Comentarios