Aunque no forman parte de la cultura latina como tal, las galletas de jengibre se han ganado un lugar en nuestra mesa decembrina. Con una mezcla perfecta de especias, nuestra propuesta puede saborearse sin culpa pues está hecha con harina de avena y azúcar de coco, un combo que ayuda a cuidar la figura de mamá sin reprimir a los pequeñitos de la casa.

La harina de avena se compra lista o la haces en tu procesadora, solo asegúrate de tamizarla muy bien. Al ser una opción libre de gluten, evitarás molestias o inflamación ¡y te sorprenderá lo fácil que se adapta a cualquier receta! El toque saludable lo ponen las especias y el azúcar de coco, llenando de sabor cada bocado.

No te pierdas: Mugcakes, ¡desayunos rápidos para la familia!

Galletas de avena y jengibre

Así que mamis, manos a la obra y a preparar estas deliciosas galletitas con tus niños en las vacaciones. ¡Verás que pasarán una tarde divertidísima!

Galletas de jengibre y avena

Ingredientes:

-1 taza y media de harina de avena

-1 huevo entero

-1/2 taza de mantequilla o aceite de coco

-3/4 de taza de azúcar de coco (puedes sustituir por azúcar morena o stevia).

-1 cucharadita de sal marina

-1 cucharadita de bicarbonato de sodio

-1 cucharadita de polvo de hornear

-2 cucharaditas de vainilla

-1 cucharadita de las siguientes especias: canela, cardamomo, clavos de olor y malagueta molida, pimienta dulce y nuez moscada.

Preparación:

shutterstock_6236221

-Utilizando un batidor de mano, mezcla el huevo con el azúcar, la mantequilla y la vainilla.

-Procede a añadir los ingredientes secos y combina con una paleta de madera. Comprueba que el dulce y las especias están a tu gusto.

-Llévalo a la nevera por al menos una hora. ¡No te saltes este paso!

-Una vez refrigerada, estira la masa con un rodillo y corta las galletitas en estrellas o muñecos de nieve para la temporada de Navidad. Si prefieres, haz bolitas pequeñas de manera que queden como unas torticas (la textura será más suave).

-Precalienta el horno a 350 grados. Dependiendo de la forma de la galleta, mételas por 5 o 10 minutos. ¡Usa tu sentido común! Las galletitas planas estarán listas rápidamente, mientras que las bolitas tienden a tomar un poco más de tiempo.

-Colócalas en una rejilla para que se enfríen. Si lo deseas, decóralas con azúcar glass o chocolate blanco para balancear el sabor de las especias.

Comentarios