La llegada de un bebé trae consigo inmensas emociones, alegrías, responsabilidades y obligaciones, pero también una serie de derechos para las madres según la ley. Por eso revisaremos brevemente uno de los más importantes: el derecho a tomar licencia en el trabajo por maternidad en los Estados Unidos, o maternity leave.

Aunque el país lleve la delantera a nivel mundial en muchos aspectos, se encuentra un poco más atrás cuando se trata de beneficios para las trabajadoras embarazadas. Si eres una mamá que trabaja y quieres dedicar buen tiempo a tu bebé recién nacido, lo más probable es que tengas que hacer uso de una combinación de recursos como la licencia por discapacidad temporal, baja por enfermedad, tiempo de vacaciones, días personales y quizás un período de licencia sin pago.

Ten en cuenta que todo dependerá del tipo de compañía para la cual trabajas. Recientemente, varias empresas importantes y con políticas internas novedosas como Microsoft, Google y Facebook han aprobado la baja por maternidad remunerada para sus empleadas, pero por ahora son solo excepciones.

¿Qué dice la ley federal?

En 1993, se aprobó la Ley de Ausencia Familiar y Médica (FMLA, por sus siglas en inglés: Family and Medical Leave Act). Bajo esta normativa, la mayoría de los empleados (tanto mujeres como varones) pueden usar hasta 12 semanas de licencia por motivo del nacimiento o la adopción de un hijo. Es importante resaltar que el tiempo que otorga la FMLA no es pago ni tampoco aplica para empleados en pequeñas empresas, freelancers, contratistas independientes o emprendedores.

¿Quiénes pueden acceder a licencia?

Pueden acceder quienes trabajan para una compañía que emplea al menos 50 trabajadores dentro de un área de 75 millas. Es preciso, además, llevar doce meses o más trabajando para la empresa, sumando un total de 1,250 horas laborales. Si todo esto aplica para tu caso, es preciso dar noticia a tus empleadores al menos un mes antes de tomar la licencia. Te recomiendo avisar lo antes posible, ya que muchas veces te pedirán documentación y también para que puedas conversar con tus jefes y colegas, ayudando a delegar proyectos y responsabilidades laborales mientras que tú no estés.

Si ambos papás trabajan para la misma empresa, las doce semanas se dividen entre los dos, es decir, cada uno podría tomarse seis semanas de descanso, o uno de los cónyuges podría tomar cuatro semanas, mientras que el otro toma ocho semanas.

¿Bajo qué circunstancias podemos usar la licencia?

  • Por problemas de salud y de incapacidad para trabajar causados por el embarazo, atención médica prenatal o durante el parto.
  • Para cuidar y atender a un hijo recién nacido o recién adoptado.
  • Para atender a un cónyuge, hijo o padres que padecen un problema de salud severo; o por una condición de salud que le impida al empleado llevar a cabo su trabajo.

¿Existen diferencias según el estado?

Sí, cada estado ofrece condiciones diferentes. California fue el primero en ofrecer licencias de maternidad pagadas, y el ejemplo fue seguido por otros estados, como es el caso de New Jersey. Otros estados, sin embargo, no cuentan con normas que otorguen licencias temporales por discapacidad durante el embarazo o postparto. Sin embargo, es posible que la compañía para la cual trabajas cuente con algún tipo de opción, razón por la cuál es importante solicitar esta información al área de recursos humanos o a la persona encargada.

¿Ya conversaste con tu empleador sobre los beneficios que ofrecen a las trabajadoras embarazadas? ¿Sabes si el estado donde vives ofrece derechos adicionales a los establecidos por la FMLA? ¿Alguna experiencia positiva o negativa que quisieras compartir? Te invito a seguir la conversación en nuestro Twitter o Facebook. ¡Hasta la próxima!

Contribución escrita por Sergio Ardila, parte de abogados.com de la firma Morgan&Morgan. Imagen de Shutterstock.

Comentarios