Maquillaje de día, ¡sin complicaciones!

Muchas mamis piensan que no es necesario arreglarse en las mañanas. Primero están los niños, los biberones, el desayuno, el colegio… ¡Ay! Aunque esa es historia de la vida real, recuerda que no tiene que ser la regla. Lograr un maquillaje de día no tiene que ser complicado; de hecho, basta con unos minutos para resaltar tus facciones, una buena dosis de actitud, ¡y a comenzar la jornada!

Maquillaje de noche, perfecto para mamás ocupadas

Un toque de color

Toma una sombra metálica y delinea las esquinas internas de tus ojos. El color dorado hace milagros, pues ilumina y le da calidez a la mirada. La clave de este look es la frescura que provee, a pesar de no haber dormido bien la noche anterior. Combina con rubor, lip gloss y varias capas de rímel negro.

Baby cat-eye

Un trazo delicado para las que viven a mil por hora. Si no puedes dejar la casa sin una pasadita de delineador, pero tampoco quieres desperdiciar preciados minutos, opta por un producto tipo marcador que facilite las cosas. Al hacer el “rabito” del ojo de gato más corto, despertarás tu mirada sin llegar a los extremos.

Labios alegres

Las más flojas están de suerte. Los colores vibrantes en labios no solo le brindan lozanía a la piel, también lucirás arreglada, literalmente, en segundos. Prefiere los bálsamos o labiales semi-cremosos, ¡de manera que no necesites delineador o espejo!

Ahumado natural

Si pasas de llevar a los niños a la escuela a la oficina, esfuérzate un poquito más, mamá. Unos sencillos smoky eyes en tonos neutros son delicados y a prueba de errores. Incluso, ¡aquí se vale hacerlo con los dedos! El truco no es más que aplicar la sombra oscura en el párpado móvil y pliegue y, la más clara, cerca del lagrimal.

 

 

Comentarios