Con las prisas de las navidades, los regalos por comprar y el banquete por servir, las mamás usualmente dejamos un lado ese tiempito extra para planear nuestros atuendos. Tranquila, ¡nos pasa a todas! Lo que pocas saben es que un maquillaje para fiestas no tiene que ser complicado. Basta con sacarles partido a los eternos clásicos que nunca fallan.

Piensa en colores neutros, labios rojos, tonos tierra, que siempre realzarán tus facciones sin importar tu personalidad. Como madres del siglo XXI no podemos darnos el lujo de hacer maroma y teatro en cuanto a maquillaje se refiere, así que la solución es sencilla: productos claves que harán el trabajo por ti.

Te presentamos cuatro propuestas que complementan cualquier vestido de navidad o año nuevo y una de las grandes ventajas es que, literalmente, logras resultados maravillosos en minutos. Manos a la obra, mamá… ¡A terminar el año con mucho estilo!

No te pierdas: Manicure navideño 

Monocromático

Monocromático

Una tendencia que no pasa de moda. Consiste en maquillar tus rasgos principales (ojos, mejillas y labios) con un tono similar, siempre y cuando se ajuste a tu piel. Un rosa iridiscente, en este caso, le brinda calidez y luz a tu rostro y evitas que te veas muy “plana”. No olvides darle profundidad a la mirada con sombra oscura y rímel negro.

Prueba:

Glamorosa

Labios rojos

¡Rojo, que te quiero rojo! El imprescindible en ocasiones especiales, y cómo no, si con apenas una pasadita tu humor y tu confianza se elevan al máximo. Para las fiestas, prefiere los tonos semi-mate o mate (en contraste con una piel fresca) que le aportan un toque elegante a tu look. Los labiales líquidos o en crayones le facilitan la vida a las mamis, ¡dales una oportunidad!

Prueba:

No te pierdas: Maquillaje de noche

Natural

Natural

¡Natural no es sinónimo de aburrido! Contrario a lo que se piensa, un look “sin maquillaje” es uno de los más difíciles de lograr. La clave está en darle lozanía al rostro con un juego de texturas y acabados. Por ejemplo, sombras neutras con brillos delicados, pestañina negra y mínimo delineado para acentuar, un toquecito de rubor o bronceador para definir y un labial nude cremoso.

No olvides que las cejas serán protagonistas, así que afiánzalas con un producto similar a tu color de cabello.

Prueba:

Luminoso

Luminoso

¿Cansada? En esta época del año es un mal que toda madre conoce a fondo. Esconder la fatiga y la falta de sueño ahora se hace fácil gracias a la magia de los iluminadores. Bien sea que apuestes por un maquillaje audaz o uno discreto, el uso de puntos de luz en zonas estratégicas (sienes, pómulos, nariz y labios) logra una armonía casi celestial en tu rostro.

Aquí el truco es elegir la textura y el color correcto. Si vives a mil por hora o eres principiante, te recomendamos los iluminadores en crema en tono champaña o rosa.

Prueba:

Comentarios