A pocos meses de recibir a su primer hijo con el actor Julián Gil, la venezolana Marjorie De Sousa compartió con nosotros sus pensamientos de futura mamá y cómo se está preparando para comenzar una nueva etapa con el pequeño Matías.

marjodesousa

El proceso de gestación ha sido tranquilo, es un niño maravilloso. Sólo los primeros tres meses fueron fuertes, de resto se me olvida. Llevo una vida normal, obviamente cuidándome y cuidando al bebé. Hablando del primer trimestre, me dieron unas ganas de comer papas ¡con picante! Valentina se llama la salsa y para mí es muy raro porque no soy de comer picoso. Era una cosa que la olía a la distancia y me volvía loca –risas—. Luego se me calmó el antojo y estoy muy tranquila. Como muy bien y lo que me provoque, mientras no le haga daño.

Honestamente siento la piel mejor con el embarazo. Creo que las vitaminas del bebé me han ayudado con eso. Ahora uso menos productos de los que antes acostumbraba. También, casi no me maquillo y tomo mucha más agua durante el día. En cuanto a fitness y ejercicios, sigo activa. Practico TacFit con mis dos entrenadores que además son especialistas en esta técnica. Además, hago yoga y cuando puedo camino. Me gusta estar en movimiento, ¡no puedo quedarme sin hacer nada!

¿Qué clase de mamá seré? ¡Esa pregunta me la hago siempre! –risas—. Tengo una buena escuela así que espero seguir esos mismos pasos. Mi mamá me enseñó a ver la clase de ser humano y mujer que soy, que ella formó, a nunca dudar de mí. Gracias a ella entendí que puedo lograr lo que me proponga, a no tener límites, y si llego a dudar, que voltee y mire todo lo que he conseguido hasta ahora.

Por eso a Matías le diría que siempre sea él, que no tema a expresar lo que siente y piensa; que sobre todo ame a Dios, que sea un hombre de bien, respete a los demás y ponga la fe por delante. ¡No creo que me alcancen las palabras para todo lo que le quiero decir!

Ahora estoy terminando cosas que tengo pendientes. Estoy mucho más relajada ya que tenía viajes de trabajo y sí me tocó bajar un poco el ritmo por el estrés. Lo más importante es esperar al bebé y que esté en armonía, tranquilo. Si yo lo estoy pues él lo está.

Aún no tengo idea de cómo voy a combinar el rol de madre con mi carrera. Eso es algo que se va dando. No es una receta, es algo que tú misma día a día acomodas. Mis prioridades cambiaron sin descuidar lo que amo. ¿Buscaremos la niña? ¡Eso queremos! Pero hay que vivir este primero y luego vemos –risas— aunque sí, está en nuestros planes.

Entrevista realizada en noviembre de 2016. Fotos cortesía de Marjorie y Media Concepts PR.

Comentarios