Mascarillas caseras que renuevan el rostro en minutos

Con el ajetreo diario, las madres olvidamos dedicarle tiempo a nuestra piel. Lo cierto es que no es difícil y no es necesario gastar cientos de dólares en productos de marca para lucir al máximo. ¡Basta con simples ingredientes que ya tienes en tu cocina! Además de económicos, estos nueve “milagros de la naturaleza” pueden suavizar, humectar y esconder los poros y las arrugas al instante. ¿De prisa? Tranquila. Cinco o diez minutos será más de suficiente para lograr resultados impresionantes. ¡Te mostramos nuestras mascarillas caseras favoritas!

Arcilla: Cualquier tipo de arcilla o barro purificará el cutis y cerrara los poros por arte de magia. Si tu piel es grasosa, utilízalo para eliminar el brillo y los granos. Agrégale un toque extra mezclándola con polvo de espirulina o clorofila, que limpian el rostro más a fondo.

Pepino: ¡No es sólo para los ojos! La pulpa de pepino ayuda a calmar la sensibilidad en la piel y a combatir las manchas delicadamente.

Aguacate: Mágico en el cabello ¡y buenísimo en el rostro! La grasa y la textura del aguacate hidrata el cutis, haciéndolo que se vea más lozano y radiante sin importar tu tipo de piel. ¿Sabías que la semilla es ideal para eliminar la celulitis? Simplemente masajea en la ducha y verás que poco a poco le dices adiós para siempre.

Yogurt: Un clásico. Las mascarillas de yogurt nutren, blanquean y retiran las asperezas de la piel en segundos. ¡También sirven para las quemaduras del sol! Asegúrate de utilizar las versiones con grasa o griegas, pues contienen más beneficios para el rostro.

Café: La borra o residuo del café, una vez colado, es oro puro. Funciona como exfoliante para la piel, además de tonificar y alisar las arrugas. Si lo usas en el cuerpo, tendrás el remedio natural más eficaz para disimular y prevenir la celulitis. ¡Y reduce medidas!

Miel y avena: Digamos que es el dúo dinámico de las mascarillas de belleza. La miel es suavizante y anti bacteriana, mientras que la avena desmancha y elimina la resequedad. Juntos, se convierten en un arma poderosa para rejuvenecer el rostro y aclarar zonas como rodillas, codos, axilas y entrepiernas.

Limón: ¿Ya lo sabías, verdad? Agrégale unas cuantas gotitas de limón a cualquier mascarilla facial para acabar con las manchas y los barritos. Te sorprenderá lo rápido que actúa.

Fresas: El puré de fresas es fabuloso, y lo irónico es que muchas mujeres pasan por alto sus beneficios. Fíjate, cierra los poros, desmancha, calma la sensibilidad y aparte le da un color precioso a tu cutis. ¡No dudes en probarlo!

Tip Beauté: Recuerda que cuando se trata de remedios caseros, no hay reglas. Mezclados o por sí solos, estos ingredientes harán maravillas por tu piel. ¡Y no requieres horas para aprovecharlos! Como mami ocupada, entendemos. No olvides aplicar protector solar para no causar hiper-pigmentación, sobre todo si utilizas mascarillas hechas con cítricos.
Imágenes de Shutterstock

Comentarios