Es muy común y natural que los pequeños pidan a sus papás tener una mascota, pero es todavía ms frecuente que la respuesta sea negativa, pues además de la responsabilidad que representa tener a un compañero peludo como otro miembro de la familia, existen muchos prejuicios e incluso conceptos erróneos sobre la crianza de los niños con mascotas.

La buena noticia es que con el tiempo se han descubierto los beneficios de incluir a un animal doméstico en la familia, restando credibilidad a las viejas teorías. La estrecha relación que puede desarrollar un niño con su mascota puede tener un impacto positivo en su salud tanto mental como emocional y física. ¡Conoce las ventajas!

Promueve el sentido de responsabilidad

Al cumplirle el sueño a un niño de tener cualquier animalito en casa, debemos hacerlo con la intención de mostrarle que está adquiriendo una responsabilidad. Lo correcto es enseñarles que una mascota no es un juguete, es un ser vivo que necesita sus cuidados, así lograrás que ayuden más en los quehaceres y tengan mayor participación en el hogar. Esto inevitablemente resultará muy positivo para su desenvolvimiento social en el futuro.

Beneficios psicológicos que van más allá de lo evidente

Los niños, al igual que los adultos, pueden sufrir trastornos depresivos, pero ¿sabías que los perros son capaces de detectar el estado anímico de las personas más cercanas a ellos? Cuando tu mascota percibe tristeza o llanto, busca establecer contacto físico. Esto ayuda al niño a desarrollar la habilidad de la empatía con su entorno, a mejorar su autoestima y bienestar emocional. No sólo se sienten queridos, sino que el cumplir con su obligación hará que se sientan útiles y motivados.

Crea anticuerpos y disminuye enfermedades

Tener perros o gatos en casa hace que nuestros niños crezcan más fuertes. ¿La razón? Muchos estudios han confirmado que los pequeños que viven en casas con animales son menos propensos a sufrir resfriados comunes, infecciones de oído e infecciones respiratorias. La variedad de microorganismos que generan los animales en el hogar fortalece las defensas haciéndolos más resistentes y sanos.

Propicia la unión familiar en el hogar

Tener una mascota en casa puede fortalecer los vínculos entre todos los miembros del hogar. El hecho de compartir los cuidados y además sentir cariño sincero por el mismo ser vivo, creará una conexión que facilitará la comunicación y hará de esta una experiencia enriquecedora para toda la familia por igual.

Reporte por Eluz Vilchez.

Comentarios