El embarazo es, sin duda, una de las etapas más hermosas y transcendentales de toda mujer. Viene cargada de una serie de cambios físicos y emocionales que, si bien conducen hacia una vida nueva llena de amor y satisfacción, también ponen a prueba nuestra resistencia y en ocasiones nuestra cordura.

Una de las implicaciones estéticas más temidas por las mujeres, sin contar las cicatrices, es la aparición de las estrías, causada por el acelerado crecimiento del vientre y otras partes del cuerpo. Pero, ¿podemos evitarlo? Definitivamente, la genética y el tipo de piel juegan un papel importante, sin embargo, existen formas de reducir los chances de que aparezcan. Te contamos algunos hábitos que debes adoptar desde ya para prevenirlas.

Es un hecho. La hidratación es clave

Aunque a veces solemos olvidarlo, todas sabemos lo esencial que es mantenernos hidratadas. Al tomar suficiente agua durante el embarazo, los beneficios se duplican pues además de favorecer el crecimiento del bebé, ayuda a maximizar la elasticidad de la piel, manteniendo su integridad celular y evitando la aparición de estrías.

De adentro hacia afuera

Es imprescindible consumir con frecuencia alimentos que aporten la mayor cantidad de nutrientes posibles. Te dejamos una breve lista de opciones tan ricas como milagrosas.

· Ácidos grasos: Se encuentra en el aguacate, frutos secos en su estado natural, semillas y coco. Excelentes para brindar una apariencia saludable.

· Vitamina C: Fundamental para mantener la elasticidad y firmeza de la piel y combatir las manchas tras la gestación. La encontramos en fresas, frambuesas, uvas, ciruelas, limón, naranja, papaya, entre otros.

· Silicio: Presente en los cereales, vegetales verdes, alfalfa, remolacha y papa. Son generadores naturales de colágeno, proteína responsable de mantener la piel unida, previniendo el rompimiento de las fibras elásticas.

Los aceites son tus aliados

Una de las maneras más efectivas de combinar la hidratación interna con la externa es incorporar de algún aceite vegetal, bien sea de argán, de coco o de almendra. Aplícalo en el abdomen, caderas, y senos luego de tu acostumbrada ducha. Deja que actúe por algunos minutos antes de vestirte, de esta manera, le darás chance a la piel de que la absorba.

Productos específicos

Las cremas antiestrías funcionan como un método de prevención. Selecciona una que contenga vitamina E, centella asiática y aceite de rosa mosqueta. Para mejores resultados, te recomendamos que la apliques con un ligero masaje dos veces al día

Recuerda que con todo y tus precauciones, no eres inmune a la aparición de las estrías. Si las tienes, ten en cuenta que son un recordatorio de que fuiste capaz de producir un milagro, razón suficiente para que las aceptes como parte de ti, con orgullo y sin complejos.

1. Josie Maran Argan Oil; 2. Burt’s Bees Mama Bee Belly Butter; 3. Shea Moisture Raw Shea Cupuaçu Mommy Stretch Mark Butter; 4. Palmer’s Cocoa Butter Formula Tummy Butter for Stretch Marks; 5. L’Occitane Pure Shea Butter; 6. Clarins Stretch Mark Minimizer.

Reporte por Eluz Vilchez

Comentarios