No hay duda que este ha sido el año de Roselyn Sánchez. La boricua protagoniza una nueva serie producida por Mundo Fox, Familia en Venta, junto a estrellas de la talla de Carlos Espejel, Christian Meier, Angie Cepeda, entre otros. Pero a pesar de sus constantes éxitos, Roselyn no deja de lado su mejor papel: ser madre de Sebella Rose, su niña de casi tres años.

Roselyn Sanchez

Soy muy disciplinada con cada una de mis rutinas. Me gusta comer balanceado, hago mucho ejercicio, no bebo, no fumo, jamás me acuesto con maquillaje –no me acuerdo un día donde no me haya quitado la pintura antes de dormir. Llevo 15 años usando el mismo jabón facial llamado Raya que se consigue sólo en Los Ángeles. También me hidrato el rostro con cremas de La Mer y Nerium. Siempre varío las marcas y las combino. He aprendido a comer vegetales –con eso y dejar de lado las harinas y el azúcar un poquito, te cambia el cuerpo por completo.

Soy una “beauty junkie” declarada. Me encantan los truquitos de belleza y probar cuanto cosmético se me pase por el frente. Para aplicarme el rímel uso una tarjeta de crédito: me la pongo en el ojo, me levanto las pestañas y me funciona como si fuera un rizador. Me delineo la boca con un poquito de base oscura antes del labial porque eso te hace los labios más grandes… así no me los tengo que inyectar ni ponerme labios de mentira, ¡lo hago naturalmente! Cuando tengo días libres yo aprovecho y no me maquillo mucho. Me ponen tanta pintura en el trabajo que cuando estoy en mí día a día no me gusta. Un poquito de pintalabios, rubor y ya. La gente que me ve en la calle o en el supermercado me lo comenta mucho… ¡que me veo diferente!

Imagínate, la maternidad me ha enseñado todo, he entendido lo que es amar sin condición. Yo adoro a mi familia, a mis perros que fueron mis primeros cuatro bebés pero un hijo lo cambia todo rotundamente. He aprendido a ser paciente. Yo toda la vida he pensado en mi bienestar –egoísta no sería la palabra pero era todo acerca de mi carrera, mi matrimonio… cuando una criatura llega pues el mundo se te voltea patas pa’ arriba. Ser madre me ha enseñado la responsabilidad, cambiar mis prioridades… de verdad que ha sido una bendición.

Para triunfar en una carrera –la que sea—no hay que pensarlo mucho, sobre todo cuando eres madre. Es mejor lanzarse a lo que tengas que hacer. La mujer hoy en día quiere ser independiente, quiere ser mamá, quiere ser esposa, quiere ser trabajadora, exitosa a final de cuenta… si le das cabeza a la cosa pues no se hace. Lo que recomiendo es encomendarse a Dios, buscar un equipo de trabajo que te apoye y un marido que entienda. No serás ni la primera ni la última mujer que lo logra. Todos mis iconos e ídolos de mi vida son madres, esposas y con bebés.

Estoy feliz con mi nuevo proyecto, Familia en Venta. Es refrescante hacer algo en mi primer idioma, el español. Incluso hay muchos Latinos que piensan que sólo hablo inglés y bueno, cuando leí el libreto me reí muchísimo, entendí el personaje, me animé y lo hice. Fue una experiencia muy gratificante. Confío en Dios en que a mi público y a mi gente en Puerto Rico les encante.

Con un elenco tan internacional, pienso que es una propuesta muy bien lograda de Mundo Fox dándole la oportunidad de que cada actor sea de su propio país; ser ellos mismos dentro de sus personajes. Creo que lo único que tengo en común con Lily (mi papel en Familia en Venta) es que somos madres, esposas y con hijos, pero de resto ella es una mujer muy temperamental, muy exagerada con sus emociones, muy neurótica y quizás por eso me la disfrute haciéndola… creo que escogí la “mujer” adecuada para hacer mi debut en Español. ¡Y no será el último! Planeo producir y actuar en ambos idiomas, centrarme mucho más en trabajos filantrópicos y claro, teatro musical que me muero por hacer en Nueva York…en los próximos cinco años esa es mi meta primordial.

Entrevista realizada en Agosto de 2014. Fotos cortesía de MundoFox.

Comentarios