Ya todos conocemos a la doctora Samar Yorde –nutricionista, creadora del movimiento Soy Saludable y guerrera de su propia historia. Pero, como mujer y madre, Samar también tiene secretos que contar. En esta entrevista, la venezolana te adentra en su rutina de belleza y en sus pensamientos como mamá de Luis, de 23 años, y Susana, de 15.

Mi rutina de belleza no tiene grandes secretos: soy de piel delicada, con algunas pecas y que tiende a mancharse con el sol. Apenas me levanto, lavo mi cara con soluciones especiales para prevenir las manchas, luego agrego una hidratante y un protector solar SPF50. Luego de la crema hidratante y el protector solar, me aplico corrector de ojeras por costumbre de un tono exacto a mi piel, un polvo compacto, un delineador en el parpado de arriba, un poco de rímel y algún labial según mi estado de ánimo. Hoy en día uso tonos naranjas, fucsias o morados.

En la noche me retiro el maquillaje con toallitas limpiadoras, me coloco de nuevo el hidratante y una crema para prevenir el envejecimiento de la piel. Duermo como mínimo siete horas. Me realizo una limpieza de cutis con hidratación cada tres meses. De vez en cuando utilizo compresas heladas de manzanilla para refrescar y desinflamar el área de los ojos –es un truco que aprendí de mi mamá.

Me encantan los productos NOW y en la mañana tomo Special One, Omega 3, lecitina de Soya y L Carnitina. También tomo Resveratrol y centella asiática. Desayuno proteínas y carbohidratos saludables. Las frutas nunca faltan en mis mañanas, sobre todo enteras o mezcladas con proteína de suero de leche (whey protein).  Almuerzo ensaladas o vegetales grillados, una proteína (pollo o pescado) y un carbohidrato saludable (granos, arroz integral o batata). Meriendo una fruta o un puñado de almendras con gelatina ligera y generalmente ceno vegetales y pescado. Siempre prefiero el pan integral.

En cuanto a tendencias, no me arrepiento de nada. No invento y soy muy comedida, simple y hasta clásica en cuanto a belleza se refiere. Recomiendo que se asesoren con un buen estilista. El sabrá muy bien que recomendarles para mantener su apariencia joven y fresca. Creo que cuando pasas de cierta edad -30 o 35 años— debemos redoblar el cuidado de la piel, debido a que, precisamente, comienzan a aparecer las líneas de expresión y comenzamos a perder el colágeno de la piel. Del cuidado diario depende lucir mucho más joven que la edad biológica.

Hoy en día el rol de la mujer ha cambiado. Ahora las mujeres somos cada vez más capaces de cubrir diferentes roles en la sociedad sin descuidar ninguno. Somos madres, amas de hogar, pareja, cocineras, hermanas, hijas, amigas y hasta empresarias, entre muchas otras cosas. Y el más importante de todos es el rol de mamá, ya que es una bendición el poder serlo y una responsabilidad que asumimos con mucho gusto y alegría.

Soy una madre orgullosa de sus hijos, cariñosa, relajada y alegre. Busco hacerme amiga de ellos y compartir sus experiencias de vida para orientarlos. Mi hijo no vive conmigo; desde los 17 se fue solo a vivir a los Estados Unidos, pero tenemos mucha cercanía en nuestra relación. Es apasionado del mundo del fitness y un gran motivador por excelencia. Es mi aliado y mi gran apoyo. Mi hija tiene 15 y aún estudia en el colegio. Está en la edad de fiestas, las amigas, y descubrir el mundo. Aunque la adolescencia es una edad difícil, trato de mantener la conexión  lo más cercana posible. Trato que ambos no comentan los mismos errores y de motivarlos con mí ejemplo de vida.

Entrevista realizada en Mayo de 2014. Fotos cortesía de Samar Yorde.

 

Comentarios