En esta segunda parte de la entrevista, Tata Harper te habla de cómo combinar tu carrera con la maternidad, el ejemplo que les da a sus tres hijos y la importancia de tomarse tiempo para sí misma. ¡Toda una inspiración!

tata harper12

No puedo esperar a compartir con mis hijas todos los consejos de belleza que he aprendido. Sin embargo, mi prioridad es enseñarles que la belleza no es una calle con un sólo sentido.  La belleza envuelve todos los aspectos de tu vida, incluyendo tu felicidad. Les diré que la belleza no se basa en un régimen, o el maquillaje que usas. Más que todo, implica salud interior y balance… me encantaría ayudarlas a descubrir ese lado de la belleza.

Es importante inculcarles a nuestras hijas buenos hábitos de belleza, en especial aquellos que celebran lo maravilloso de ser mujer y que han pasado de generación en generación. ¿Mi mejor consejo? Que tomen tiempo para sí mismas y que busquen esos momentos de calma sin importar cuán ocupadas estén.

tata harper family
Por suerte crecí en una familia donde las mujeres eran empresarias, que daban el mil por ciento en todo y que lograron hacer un excelente trabajo equilibrando la familia y una carrera. ¡Tuve el mejor modelo a seguir en ese departamento!  Nunca me dijeron que no lo podía hacer, por el contrario, mi familia siempre me ha brindado su apoyo y ha estado conmigo en cada paso del camino.

Los primeros años de ser madre olvidé por completo el enfocarme en mis cosas; hasta que me di cuenta que esto afectaba gran parte de mi felicidad y mi productividad. Me dediqué a sacar tiempo para concentrarme en mí, por lo menos una vez a la semana. En general, te ayuda a estar más equilibrada y positiva cuando tienes “otros asuntos” en que pensar.

Necesitas estar en tu mejor condición para poder cuidar de los familiares o personas que dependen de ti. Por el bien de uno y por el de todos, debes conseguir esos momentos de tranquilidad y disfrutar de ser tú misma. Yo trato de relajarme y cuidarme. Me gusta pensar que he mantenido el sentido de la moda y femineidad a pesar de ser madre. ¡Es posible!

Comentarios