Podría decirse que Mally Roncal es un alma feliz; de esas personas que llenan tu día de color con tan sólo una simple sonrisa. Además, la Newyorkina de origen Filipino es empresaria, maquilladora de las estrellas, esposa y madre de tres adorables niñas. ¿Cómo tiene tiempo para lucir tan radiante? La creadora de Mally Beauty te cuenta sus secretos de belleza, lo que realmente importa en su vida y como el maquillaje puede transformarte por dentro y por fuera.

¡La maternidad no es excusa para no verte bien! Cuando era pequeña, admiraba a mi madre quien siempre lucía genial. Unos toquecitos de maquillaje definitivamente te hacen ver más arreglada y sólo toma un par de minutos. ¿Mi consejo? Nunca olvides la máscara de pestañas que ayuda a realzar tus ojos: aplícala hacia el puente de la nariz para conseguir un efecto alargador. Sigue con un rubor en la manzana de las mejillas y finaliza con brillo labial. ¡Todos saben que soy fanática de los brillos! Un brillo rosa funciona sin importar tu edad o color de piel. Es el complemento perfecto de una mamá ocupada… además, es ultra sencillo de usar.

No es secreto que no me gustan los polvos translucidos. Te hace ver la piel seca y sin vida, además de acentuar la rosácea en vez de esconderla. ¡No los uses! Como mamá, es necesario que mi mirada luzca despierta. Para darle vida a los ojos cansados, amo delinear con colores brillantes en vez del clásico negro. Este toque diferente te hace ver alerta y descansada. ¿Mis favoritos? Turquesa o purpura, que realmente le sacan partido a tus ojos.

¡Vivo y respiro por el maquillaje! Así que aunque no salga de casa con una cara llena de pintura, sí me maquillo a diario. Utilizo mi Evercolor Poreless Face Defender, que desaparece los poros y mantiene mi maquillaje perfecto durante todo el día. Luego, voy por un rímel de pestañas que dé volumen, como la Volumizing Mascara de Mally Beauty, para “abrir” mis ojos y lucir una mirada viva.

¿Otra parte esencial de mi día? ¡Los batidos! Son increíblemente deliciosos y fáciles de preparar… ¡el desayuno perfecto! Mi receta favorita es con leche de coco, banana, mango, piña, vegetales verdes (en especial la col rizada) y proteína en polvo. Me encanta preparar “Kale Chips” o col rizada al horno, con un poquito de sal y aceite de oliva. ¿En cuánto a ejercicios? En la oficina, todos paramos nuestro trabajo dos veces al día para hacer diez flexiones. ¡Esto nos ayuda a levantar nuestros niveles de energías!

Lo más importante es lavar mi rostro al final del día y aplicarme una crema de noche extra espesa; con eso le doy a mi piel el tiempo necesario para descansar y recargarse. Me apego a una rutina que funciona todo el año y siempre, siempre utilizo un humectante diario con protector solar.

Hablarles a mis niñas de maquillaje es sumamente importante para mí. Creo en que el maquillaje te transforma por dentro y por fuera. Muchas mujeres sienten que esto es una forma de autoestima; es “regalarse” unos minutos para sí mismas. Mi filosofía es simple: un poquito de pintura aquí y allá nos da a las mujeres un sentido de poder y valor –¡algo que todas merecemos!

Por otra parte, manejar un negocio y una familia a la vez no es fácil, pero eso no significa que no pueda ser posible. Mi más grande y más importante trabajo en la vida es ser mamá; amo estar allí para mis hijas. Aunque adoro ser empresaria y maquilladora de famosos, siempre me aseguro de encontrar tiempo para llevar a mis niñas a la escuela en la mañana y esperarlas cuando salgan del autobús en la tarde.

Lo que realmente ayuda es tener una actitud positiva y rodearte con las personas correctas. El yoga y la meditación también ayudan y me mantienen centrada sin importar lo frenético que llega a ser mi horario. Estar en mi casa y disfrutar a mi familia es el mejor remedio para un día caótico. Ellos me recuerdan los valores que sí importan en la vida.

Fotos cortesía de Mally Roncal.

Comentarios