Con un pie cerca de la internacionalización, Oriana Sabatini es parte de la “realeza” argentina. Hija de los actores Osvaldo Sabatini y Catherine Fulop, la joven de 19 años bien ha sabido forjarse una carrera de éxitos en su país gracias a su carisma y espontaneidad. En esta entrevista, Ori nos comparte su rutina de belleza y las grandes enseñanzas que le ha dado su mami.

Oriana Sabatini

Mi rutina de belleza es bien sencilla. Siempre me lavo la cara al levantarme con algún jabón, humecto y si utilizo maquillaje sólo es máscara. Nunca me falta mi perfume de Burberry y mi pestañina de Maybelline o Lancome, tampoco mis cremas faciales de Vichy. Tengo la manía de buscar ejercicios de gimnasia facial en internet, eso hace que la piel quede más lisa y estirada. Claro, el cutis limpio y sin ninguna impureza también es clave.

He probado muchos productos para el pelo, pero me di cuenta que utilizarlos muy seguido sólo hace que mi cabello los necesite más y por ende no pueda tener su fuerza ni brillo propio. ¡Créeme que estoy bien sin ellos! En cuanto a fitness, me gusta hacer aeróbico, mantenerme activa y con las pulsaciones altas. Hago bicicleta, rutinas de abdominales o glúteos y luego brazos. Para terminar, vuelvo a la bici o corro. ¡Todo está en moverse!

Crecer con dos padres famosos no es tanto como lo piensas. Definitivamente, sí viví cosas de chica que no todo el mundo vive. Pero para mí, siempre fueron papá y mamá. Nunca eran “celebridades”. No me gustaba que no podíamos salir tanto a la calle por el tema de reconocerlos, pero me fui acostumbrando. ¡Catherine es la mejor mamá del mundo! Literalmente… Es muy dedicada y siempre presente en cada momento. Ella ha sido mi pilar para que confíe en mi misma.

Ambos me han dejado una lección importantísima y es ese gran respeto que se tienen… La paciencia de mi papá… Básicamente todo. Admiro su forma de ser y han sido un gran ejemplo a lo largo de mi vida. Fíjate que yo antes veía lejano, casi imposible, el tema del matrimonio y los hijos. No me imaginaba ni enamorada ni siendo mamá, pero cuando uno encuentra el amor es inevitable no plantearse ese tipo de cosas. Veremos qué pasa cuando ya tenga y la edad y esté establecida. ¡Me encantaría formar una familia!

Sin embargo, ahora estoy en un momento muy importante porque decidí seguir mis sueños y “probar suerte” lejos de casa. Estoy muy enfocada en eso. Me faltaría tanto por hacer… Quisiera participar en series o películas, poder dedicarme a la música  y sacar algún día un disco. Si me preguntas, en cinco o diez años ¡espero verme haciendo lo que amo!

Entrevista realizada en Abril de 2015. Fotos cortesía de Oriana. Parte de nuestro especial del mes de las madres.

Comentarios