Bien dicen por ahí, detrás de cada hombre, hay una excelente mujer. En el caso del estilista venezolano Gabriel Samra, el Mago de la belleza, parte de su “magia” viene de su madre, esa que todavía lo mima como si fuera el niño de sus ojos.

Gabriel

Mi mamá es mi pilar, es mi fuente de sabiduría, de cariño y ternura. Mi psicóloga, mi nutrióloga, enfermera, mi paño de lágrimas.. Eso es lo que significa mi madre. De ella aprendí a “escuchar mi intuición” y este es mi secreto del éxito en la vida. De mi papá, aprendí la fuerza, la consistencia y el respeto a las personas que nos rodean.

La lección más grande ha sido “cree en ti y en tu capacidad de dar y de amar”. Mi madre siempre apoyó mis decisiones y me dijo que debo ser responsable de mis actos y mis palabras. Ahora que soy adulto, me inspira. ¡Ella es mi musa diaria! Es una mujer muy elegante, que desde el primer momento que yo la vi hasta el día de hoy siempre ha mantenido ese porte clásico de señora.

Tanto mi mamá, como el resto de mi familia, han sido pieza clave en mi carrera. Papá es la persona que está a cargo de abastecer todo los productos y materiales para el salón. Mi madre se encarga de prepararme mi comida y todos los días viene al salón a atender a mis clientes, ya sea con cafecito o con algún detalle. Siempre se preocupan por mi felicidad.

Salí de Venezuela por la inseguridad (fui secuestrado) y eso fue motivo suficiente para comenzar una vida nueva en otro país. Sin embargo, nunca me sentí fuera de esta cultura. La magia de Miami es precisamente la diversidad que hay de Latinos, el mismo idioma, el mismo clima, lo único diferente es que las leyes sí se respetan. Ni por un segundo fue difícil la adaptación.

Personalmente, cada día rectifico que la vida es maravillosa, que Dios es mi pilar, y que soy el hombre más afortunado de este mundo por tener a mis padres a mi lado y una pareja que comprende mi profesión y lo que amo hacer.

En lo profesional, estoy abriendo un nuevo salón de belleza renovado. Más grande, más nuevo y con un diseño de interior que de seguro sorprenderá a todo el que entra. También estoy sacando a la venta mi línea de maquillaje para diario –donde mi propósito es introducir belleza en la vida de las mujeres haciéndolas sentir más femeninas, sexis y frescas.

¿Alguna celebridad? A mí me encanta trabajar con Maite Perroni. Es una mujer tan centrada en la vida, tan noble… ¡Y con tantos secretos de belleza! Es adicta al rímel, se aplica hasta diez capas. No le teme al contorno para adelgazar su rostro; aunque use todos los colores de labios, ella prefiere el rojo. Además, su cabello tiene un brillo espectacular y lo curioso es que solo se hace tratamientos caseros.

Fotos cortesía de Gabriel. Entrevista realizada en Noviembre de 2015.

Comentarios