Cuando eres madre te conviertes en la reina de las improvisaciones. Después de todo, no siempre es posible manejar  un hogar, hijos, una pareja y un trabajo a la perfección –aquí, querida amiga, también entran tus rituales de belleza. Los productos de bebé son opciones más ligeras y naturales que podrían funcionar mejor que tu típica crema hidratante. Así que no te preocupes –la próxima vez que te sientas culpable por ese “préstamo”, considérate afortunada por no tener que gastar más en cosméticos cuando puedes conseguir resultados con lo que ya tienes en casa. Ahora, la pregunta del millón, ¿Cuáles verdaderamente te sirven?

Aceites

El aceite de bebé es un favorito de todos los tiempos debido a sus múltiples usos. Lo aplicas después del baño para sellar la hidratación en la piel, para afeitar tus piernas y humectar cutículas. Otras mujeres afirman que también les funciona para controlar el frizz del cabello en climas húmedos e iluminar rasgos en el rostro (tal como si aplicaras un iluminador liquido) –aunque suene obvio, te recomendamos utilizar la mínima cantidad posible para evitar un efecto grasoso.

Cremas corporales

Ahhh… ¿Quién no recuerda el aroma de las lociones de bebé? Por ser más ligeras en textura, te brindan la posibilidad de aplicarlas como cremas de verano, cuando te has quemado levemente por el sol o como “perfume” después del gimnasio. En cuanto a protectores solares, los más pequeñitos se benefician de un mayor grado de protección con ingredientes menos “dañinos”, si se quiere. No temas aplicarlo en tu rostro, cuello o brazos si necesitas salir al último minuto.

Ungüentos

Vendidos en tarro, con una textura pesada, los ungüentos no sólo sirven para las rozaduras de los pañales. Si estás embarazada o planeas estarlo, utilízalos en las zonas más propensas a estrías ya que proveen hasta un 50% más de humectación.  Piensa en ellos como un bálsamo multipropósito –combaten la resequedad en cutículas y labios, suavizan raspones y hasta le da brillo a las puntas de tu cabello. ¡Hablando de productos milagrosos!

Talco

A pesar de haber sido un must-have hace décadas, los expertos han llegado a la conclusión que no hace mucho por la piel de tu bebé –al contrario. Se dice que puede causar irritaciones causadas por pañales y empeorar enfermedades respiratorias. Sin embargo, los talcos de bebé siguen siendo maravillosos para darle volumen a un pelo muy fino y absorber el sucio del cabello, justo como la haría un dry shampoo. Además, esparcir un poco del mismo en la zona “T” del rostro ayudará a desaparecer el brillo indeseado.

 

Mamá Beauté recomienda: Desert Essence Baby My Sweetie Pie Lotion; Johnson’s Baby Powder; Weleda Baby Calendula Weather Protection Cream; Aveeno Baby Daily Moisture Lotion; Neutrogena Pure & Free Baby Sunscreen Stick; Exederm Intensive Baby Moisturizer; Johnson’s Baby Oil Gel; Clean George Multipurpose Sticks; Lavanila The Healthy Baby Butter; Aquaphor Baby Healing Ointment; Orico London Little Love Nurturing Baby Massage Oil; Le Couvent des Minimes Loving Care Balm Body Cream; Johnson’s Baby Bedtime Washcloths; y Mustela PhysiObébé.

Comentarios