¿Se han sentido algunas vez cohibidas de usar ciertas prendas de ropa por tener las axilas oscurecidas o manchadas? No están solas, le pasa a un alto porcentaje de mujeres latinas, sobre todo en la etapa del embarazo. Lamentablemente el aumento de las hormonas tiene efectos directos en la salud y apariencia de nuestra piel, ocasionando oscurecimiento y resequedad en ciertas áreas.

La hiperpigmentación suele presentarse en el primer trimestre de gestación, en ocasiones de manera permanente. ¡Pero tranquila, mamá! Existen ciertos hábitos que puedes adoptar, así como remedios súper efectivos y en presupuesto para evitar las odiosas manchas y mantener unas axilas perfectas.

La prevención es esencial

Con frecuencia, los productos de uso diario como desodorantes fuertes, rasuradoras o ceras muy calientes, aunado a la exposición al sol, pueden ser causantes de irritación y daños, provocando un oscurecimiento que podría ser difícil de revertir en el futuro.

Para evitarlo, todo se resume en reconocer y evitar las causas de la inflamación, es decir, usar un desodorante que funcione para tu tipo de piel, preferiblemente que no contenga alcohol, evitar usar el rastrillo sin cremas o lociones de afeitar, ser muy cuidadosa con la depilación y exfoliar un par de veces a la semana.

La depilación: ¿Amiga o enemiga?

Sin duda, la depilación es mucho más recomendada que las afeitadoras desechables, pero debes hacerlo cuidadosamente -la exposición a ceras muy fuertes y calientes, lejos de beneficiarte, terminará maltratando el área, así que elige un método de depilación para piel sensible a base de miel y azúcar o ponte en manos de un profesional.

Adiós manchas, the natural way

Te mostramos nuestras alternativas naturales favoritas para eliminar o disimular el oscurecimiento en esa zona:

· Moja un algodón con jugo de limón natural y aplícalo en ambas axilas antes de dormir, deja que actúe durante la noche. Limpia muy bien al despertar, ya que el limón produce manchas al tener contacto con el sol.

· Mezcla un poco de jugo de limón con una cucharada de bicarbonato y una de agua oxigenada. Úntalo por unos cinco minutos, luego retira con abundante agua. Es ideal para las manchas más pronunciadas.

· Mezcla unas gotas de limón con aceite de almendras y glicerina, aplica justo cinco minutos antes de tu ducha habitual.

Y todos los días recuerda que…

· El sol es el peor aliado para las manchas, así que utiliza protector solar, especialmente si piensas usar una blusa o vestido sin mangas.

· Evita el uso de ropa demasiado ajustada en esa área.

· Mantén la zona aseada lavando con agua y jabón, especialmente al final de un día caluroso.

· Para un exfoliante natural, mezcla dos cucharadas de miel con una azúcar. Aplica con movimientos circulares por cinco minutos. No sólo dejará tu piel más suave y limpia, también la desmanchará.

· Utiliza productos específicos como desodorantes y cremas aclarantes.

  1. Dove Advanced Care Antiperspirant Deodorant Lavender Fresh; 2. Parissa Wax Strips; 3. Degree Ultraclear Black + White Pure Clean

Reporte por Eluz Vilchez.

Comentarios