Muchas mujeres tienden a olvidarse un poco de sí mismas cuando se estrenan en la maternidad, pero definitivamente es un error que debemos evitar a toda costa. Después de todo, si tú estás bien, tu familia también lo estará. Por eso, sentirse saludable -física y mentalmente– debería ser una de nuestras prioridades.

No existe nada más verídico que la frase, “somos lo que comemos”. Para mantenernos sanas es esencial alimentarnos bien. Además de beneficiarnos, les estaremos mostrando nuestros hijos (con el ejemplo) la importancia de tener excelentes hábitos alimenticios.

Una dieta saludable no requiere que vivas restringida, al contrario, lo ideal es conseguir un balance. Mantener nuestro organismo desintoxicado la mayor cantidad de tiempo posible es un camino, aunado al consumo de frutas y verduras en el día a día. Como queremos hacerte la vida fácil, te mostramos nuestros métodos naturales favoritos de depuración para cualquier mamá.

Limón, ¡divino tesoro!

Este cítrico es un limpiador eficaz para el organismo. Sólo debes exprimir el zumo de medio limón en un vaso de agua tibia para depurar tu cuerpo y remover las tóxinas, aportando vitamina C de manera natural y simple. Tomarlo por las mañanas te ayudará a que tus órganos vitales estén sanos y en su máximo funcionamiento.

Fibra y más fibra

Los alimentos ricos en fibra ayudan en la actividad del sistema digestivo. Mientras más fibras consumas, más rápido eliminarás las tóxinas que vamos acumulando. Entre los alimentos con más alto porcentaje están los granos, cereales integrales, frutos secos como las almendras, las frutas y las verduras.

Jugos cargados de sabor

Consumir jugos de frutas y vegetales ha cobrado más y más relevancia en los últimos años. Además de ser ricos en sabor, son muy efectivos para depurar, con combinaciones que se adaptan a todos los paladares.

-Manzana y fresas: Las fresas tienen un alto contenido de potasio y ácido fólico. Por su parte, las manzanas son un laxante natural. Para preparar este jugo sólo mezcla dos o tres manzanas con una taza de fresas, e incluye medio limón sin cáscara para aumentar los beneficios.

-Zanahoria y piña: Mezcla una taza de piña en trozos, seis zanahorias pequeñas y para llevarlo al siguiente nivel, agrega un tallo de céleri. ¡Un combo de súper alimentos!

-Vegetales verdes: Licúa tres vegetales de hojas verdes de tu preferencia (puede ser espinaca, perejil, alfalfa, acelgas, céleri, entre otros). Si eres menos osada en cuanto sabores, añade una taza de piña para endulzarlo naturalmente.

Consejos útiles:

  • Mantente hidratada a lo largo del día. Tomar suficiente agua es la base para eliminar los residuos.
  • Para sacarle mayor provecho a la fibra de las frutas y verduras, consúmelas en ensaladas frescas y sin cocinar. Evita los aderezos artificiales.
  • Disminuye lo más que puedas el consumo de carbohidratos simples como el pan blanco, arroz blanco y pastas.
  • Trata de encontrar el balance entre comidas estrictamente saludables y uno que otro placer culposo, como los postres. La idea no es que vivas en límite, sino que adquieras hábitos sostenibles en el tiempo.

Reporte por Eluz Vilchez.

Comentarios