Como mamás, el sano crecimiento de nuestros niños se convierte en una prioridad desde el momento de su nacimiento. Es una gran responsabilidad velar por su bienestar, tanto en lo emocional, como en lo físico. El cuidado de su alimentación es clave para que los niños crezcan sanos y fuertes, así que se convierte en un deber para nosotros informarnos en el tema y crearles buenos hábitos.

Para eso, juntamos una lista de súper alimentos que además de ser deliciosos, son ricos en nutrientes fundamentales para su desarrollo ¡y su felicidad!

No le temas a las grasas

Bien lo ha dicho la reconocida gurú del fitness Sascha Barborza, las grasas buenas son primordiales para el correcto funcionamiento celular y hormonal en los niños. Se pueden obtener en el pescado, el aguacate, las nueces y los aceites vegetales, como el de oliva o el de coco.

Crema de nuez, ¡un aliado infalible!

Las mantequillas de nueces comerciales son generalmente procesadas con conservantes y aditivos químicos, altas en sodio y azúcar, y dañinas para el organismo si se consumen en exceso. Tu mejor opción será prepararlas de manera natural. Para hacer la crema de maní casera, sólo debes licuar la cantidad de maní que desees y endulzarla con un poco de miel. ¡A tus niños les encantará en sus meriendas!

Incluye proteínas

Las proteínas son un nutriente esencial para garantizar la formación, crecimiento y fortalecimiento del tejido muscular y óseo de los niños. Así que no dejes de incluir en su dieta el yogur, las lentejas, el huevo, pescado y pollo.

Frutas y vegetales

Se ha hablado mucho del beneficios de las frutas y vegetales, pero ¿sabías que mientras mayor colorido tengan, más saludable son? Te mencionamos algunas de las más recomendadas para el crecimiento de nuestros consentidos:

Brócoli: Rico en vitamina B, ideal para causar un efecto tranquilizante que les ayudará a dormir mejor.
Naranja: Cargada de vitamina C, perfecta para mejorar la inmunidad, además es diurética y ayuda a incrementar el apetito si se toma antes de la comida.
Banana: Uno de sus mejores atributos, sin mencionar su versatilidad y delicioso sabor, es que está cargada de fibra que beneficia el fortalecimiento de los músculos.
Batata o camote: Alta en betacaroteno, vitamina E, potasio y hierro. Es una excelente fuente de fibra recomendada por los expertos como un importante suplemento proteico para niños.
Manzana: Fuente de vitamina C que además es perfecta para disminuir los índices de colesterol. No debería de faltar en su dieta.

No olvides que…

– Para inculcar buenos hábitos en la alimentación de tus hijos que perduren durante su adultez, es primordial empezar desde bebés.
– Mientras más naturales sean los productos que consuma, mayores beneficios para su salud y su formación.
– Evita condimentar en exceso, de manera que les enseñes a apreciar el sabor natural de los alimentos.
– Todo está en el balance. No se trata de restringirlo, más bien de explicarle que, por ejemplo, las golosinas no son para comerlas a diario.
– Incúlcale desde bebé el hábito de comer vegetales y frutas, así no tendrás que forzarlo cuando este más grande.
– Anímalo a realizar alguna actividad física que disfrute para que no se sienta obligado.
– Limita el consumo de azúcares refinadas y elimina los refrescos o bebidas dulces procesadas.
– ¡Un niño sano es un niño feliz!

Reporte por Eluz Vilchez.

Comentarios