Mamás, sabemos que llevar siempre el mismo peinado puede ser aburrido, pero a veces el ajetreo del día a día nos dificulta la tarea de variar el look. Afortunadamente, los años de estilos demasiado armados y trabajosos quedaron atrás. Menos es más, así que para llevar el cabello arreglado, unas ondas son la más rápida alternativa.

Las ondas añaden volumen y cuerpo, haciéndote lucir instantáneamente lista para cualquier evento, y lo mejor es que no necesitas ir al salón de belleza para tener una cabellera de película. Puedes hacerlo desde casa y te aseguramos que no tomará más de diez minutos, pues la plancha de pelo es perfecta para crear un look duradero, hermoso y rápido. ¡Aprende el paso a paso!

Nunca te saltes la preparación previa

Es esencial peinar y desenredar el cabello para luego utilizar un producto de protección térmica, evitando así daños y quemaduras. Aplica una cantidad proporcional al largo de tu melena y separa por secciones para que sea más organizado (es opcional, ¡como prefieras!)

Perfecciona la técnica 

Toma un mechón y haciendo presión, coloca la plancha en la mitad del pelo. Luego gírala 180 grados y deslízala lentamente hacia la punta. Algo que debes saber es que cuanto más fino sea el mechón, más marcada quedará la onda; por el contrario, mientras más grueso sea, quedará más suave y abierta. Para resultados más duraderos, lo ideal es rociar un poco de fijador a unas ocho pulgadas.

¿Peinarlas o no peinarlas?

Primero espera que el cabello se enfríe, así le darás tiempo de que tome la forma de la onda. Si estás buscando un aire más natural y playero con ondas sueltas y relajadas, lo ideal sería despeinarlas con la ayuda de tus dedos. Si deseas un estilo más organizado y marcado, debes girar la plancha hacia el mismo lado en todos los mechones y luego, con la ayuda de un peine, arreglarlos con paciencia hasta lograr el look deseado.

Reporte por Eluz Vilchez.

 

Comentarios