Se dice que los viajes son la mejor manera de construir experiencias y recuerdos memorables, y la verdad es que no podríamos estar más de acuerdo con eso. La parte menos divertida del asunto es que muchas veces para llegar a nuestro destino elegido tenemos que pasar horas en carretera o en un avión, cosa que puede llegar a ser pesada, principalmente para las familias con niños pequeños, quienes por su necesidad de estar entretenidos y en movimiento, suelen fastidiarse, convirtiendo lo que debería ser un lindo recuerdo familiar, en una verdadera pesadilla.

Sin embargo, te aseguramos que con planificación y paciencia podemos lograr atenuar las posibles consecuencias de someterlos a largas horas de viaje. En lugar de tener expectativas irreales con relación a su comportamiento, debemos entender que los niños, la mayoría del tiempo están cargados de energía que necesita ser gastada, y al no poder hacerlo se fastidian, pero tranquila mamá, te traemos 6 tips efectivos para viajar con niños pequeños que harán bien a toda la familia.

  1. Planificación y más planificación

Planificarnos cuando tenemos niños es necesario para disminuir el estrés y salir airosas de la mayoría de las situaciones. Cuando viajamos no es la excepción. Es necesario considerar varios puntos antes de hacerlo, por ejemplo, al planear el itinerario de vuelo, toma en cuenta las horas de sueño de tu niño. Si el vuelo es muy largo, lo correcto es reservar vuelos nocturnos, así asegurarás varias horas de descanso para ellos y para ti.

  1. Ordena y empaca sus meriendas

Los niños tienen un ritmo distinto al de los adultos cuando de horas y tipos de alimentos se trata. Nadie mejor que tu conoce sus comidas favoritas y hábitos alimenticios, así que usa tu conocimiento para preparar y empacar unas ricas meriendas que lo mantengan satisfecho. Evita refrigerios cargados de azúcar, podrían darle más energía de la que necesita, y recuerda que si viajas en avión, las horas de la comida que ofrecen son estrictas. Lo ideal es que éstas sean los platos principales y los complementes con lo que llevas cuando sea necesario.

  1. Flexibilízate con las reglas para el uso de electrónicos

Sabemos que el abuso de electrónicos es perjudicial para los niños, pero si hay una situación en la que se vale ser un poco más flexible con su uso, es definitivamente durante largos viajes. Graba sus programas o juegos favoritos en tu tableta o teléfono móvil y créenos, será tu mejor aliado durante el trayecto. ¡Estarás haciendo un favor a los pasajeros, a el niño y a el resto de la familia!

  1. Háblales acerca del viaje que harán y lo mucho que se divertirán

Conversar con ellos acerca de las emocionantes vacaciones que le esperan siempre es una buena táctica, sobretodo para los más grandecitos. Cuéntales las actividades que tienen planeadas o las atracciones y lugares que piensan visitar. Independientemente de su personalidad, lo más probable es que despierte el interés y logres tener su atención por un buen tiempo.

  1. Empaca algunos de sus juguetes

Lleva varios juguetes para motivarlos a portarse bien y mantenerlos entretenidos cuando sea necesario, solo evita juguetes muy ruidosos o grades. Lo que menos quieres es causar un malestar general en los otros pasajeros.

  1. ¡Mujer prevenida vale por dos!

La prevención, al igual que la planificación, es clave para tener un viaje más tranquilo. Por ejemplo, es fundamental la preparación de un bolso con algunas medicinas, todos los artículos de aseo personal de nuestros niños, y un cambio de ropa en caso de necesitarlo. Recuerda, los teteros se caen y los pañales no siempre cumplen su función muy efectivamente. Los accidentes son inevitables, así que tu tarea es estar preparada para afrontarlos con soluciones rápidas y efectivas.

Reporte por Eluz Vilchez.

Comentarios