Como decían las abuelas, nada une más a la familia que la comida. A pesar de vivir en un mundo a mil por hora –donde la tecnología va por encima de las cálidas conversaciones— la cocina sigue siendo un lugar que nos invita a compartir con nuestros pequeños, y contrario a lo que se cree, es allí donde aprendemos, disfrutamos y los preparamos para el futuro a través de dulces momentos.

Verónica Monsegur Eaves, chef especializada en cocina internacional e instructora del programa Culinary & Pastry Arts en Virginia College en Mobile, concuerda con lo anterior. Siendo madre de una niña de casi 5 años y un bebé de 6 meses, la argentina ha logrado despertar el interés por la cocina en su hija al preparar juntas deliciosos y fáciles platillos como galletitas o panquecas de chocolate. “Me gusta hacerla parte de la cocina, sobre todo cuando hago recetas con vegetales. Pienso que si mi niña está envuelta en el proceso, es más probable que se los coma”. ¡Qué gran idea!

Ella explica que lo importante es actuar como guía para los pequeñitos. Desde lavarse las manos antes de comenzar y a lo largo de la preparación de alimentos, usar un delantal y un gorro (¿qué mejor manera de hacerlos sentir como unos chefs profesionales?) hasta leer recetas y buscar los ingredientes y utensilios. Además, el arte de mezclar, pesar y dividir ayuda a que los niños aprendan sobre matemáticas. “A mi hija le encanta contar cuantas cucharaditas agregamos”, dice. “También le enseño sobre seguridad, que no se acerque a objetos afilados o al horno caliente, por ejemplo. Básicamente, se trata de pasarla bien y divertirnos en la cocina.”

Chef Verónica nos cuenta que en su clase ha tenido mamás que buscan descubrir nuevas técnicas y sabores para compartir con sus niños. En su clase también se aprende sobre nutrición –una herramienta sumamente importante para que nuestros pequeños lleven una dieta más balanceada y saludable.

Otro dato curioso que te puede animar a regresar a la escuela: ¿Sabías que un 2% de los estudiantes de artes culinarias en Virginia College son hispanos? Además de eso, Virginia College y Disney han mantenido una alianza por dos años a través del Disney Externship Program. Varias veces al año, reclutas de Disney visitan los campus y entrevistan a los estudiantes, quienes luego de ser elegidos reciben el acceso al programa. ¡Alrededor de 50 estudiantes han logrado trabajar en Disney luego del externado!

Si buscas seguir tu pasión y convertirte en una chef profesional, Virginia College tiene un departamento de finanzas que dirige a los estudiantes a encontrar las mejores opciones para poder cubrir tu carrera de artes culinarias. Ser madre y prepararte para ser una chef requiere de un arduo trabajo físico y mental, sin embargo, para Chef Verónica, es una profesión que te abre muchas puertas y permite que veas el mundo con otros ojos. Para más información, visita la página web de Virginia College. ¡Aprende al ritmo de TU vida!

Panquecas de chocolate a la Chef Verónica y su hija Bella (tomado del libro The Disney Princess Cookbook)

shutterstock_450550411

Ingredientes:

-1 huevo

-3/4 taza de leche

-2 cucharaditas de aceite de canola

-1 cucharadita de sirope de maple/arce

-1 taza de harina

-2 cucharadas de polvo de hornear

-1/2 cucharada de sal

-Mantequilla o aceite para evitar que se adhieran al sartén

-Chispas de chocolates (también puedes agregarle arándanos, manzanas, peras o nueces)

Preparación:

-Combina en un bol el huevo, la leche, el aceite y el sirope. Asegúrate de batirlo con fuerza.

-En un bol más pequeño, une la harina, el polvo de hornear y la sal. Agrégalo a la anterior y combina hasta obtener una mezcla homogénea.

-Añade las chispas de chocolate. Evita batirlo de más para que las panquecas no queden tan densas.

-¡Le toca el turno a los adultos! Agrega la mantequilla o aceite en el sartén y caliéntalo sobre fuego medio por un minuto. Luego, baja la llama a media-baja. Para verter la mezcla, utiliza una taza de medir de 1/4 que será la medida para cada panqueca. ¡También sé creativo y haz formas divertidas!

-Cuando la parte superior comience a burbujear, con cuidado voltea la panqueca con una espátula. Continúa cocinándolas hasta que estén doraditas. Sirve con mantequilla, sirope, frutas o más chispas de chocolate.

Historia patrocinada por Virginia College. Las opiniones expresadas son propias del autor y los profesores.  Imágenes de Shutterstock.

Comentarios