El aceite de coco es uno de esos productos por los cuales deberíamos estar agradecidas con la naturaleza. Sus bondades nos hacen cuestionarnos si es que habrá algo más milagroso y multiuso cuando del cuidado de la piel, el cabello, e incluso nuestra alimentación se refiere. La verdad es que haberlo descubierto es una de las razones de mayor peso para ratificar que definitivamente, ¡lo natural es siempre lo mejor! Sus beneficios son tantos que es difícil de simplificar, nosotros lo intentamos y te dejamos una lista para que comiences a incluirlo en tu rutina.

Desmaquillante e hidratante para la piel

El aceite de coco es un limpiador de impurezas por excelencia. Ayuda a remover las células muertas de la piel, disminuyendo considerablemente la posibilidad de que aparezcan las temidas bacterias que causan el acné o puntos negros. Sólo toma unas cuantas gotas en tus dedos y masajea tu rostro de forma circular por uno o dos minutos, retira con un algodón húmedo hasta quedar totalmente limpia. ¡Verás que la crema humectante de costumbre pasará a ser opcional!

Cabello brillante y sano

Mamá, es completamente normal ver cambios significativos en el cabello durante o luego de un embarazo, así que no te estreses demasiado: hay mucho que puedes hacer para recuperar tu melena. El aceite de coco proporciona las proteínas necesarias para restaurar el cabello dañado y brinda un espectacular brillo natural.

Úsalo como acondicionador luego de tu champú, lo dejas actuar por unos 20 minutos y retira con abundante agua.
Para una hidratación más profunda, separa el cabello en varias secciones y aplícalo generosamente desde la raíz hasta las puntas. Cúbrelo con un gorro de baño por una media hora y aclara lavando como siempre. Como beneficio extra, ¡dejará un aroma increíble!

Las más deliciosas mascarillas exfoliantes

Por su capacidad de humectación, el aceite de coco es excelente para realizar mascarillas exfoliadoras. Una de mis favoritas consiste en mezclarlo con una cucharada de yogurt y una de nuez moscada. Aplica una capa gruesa, deja actuar por 20 minutos y retira con agua fría. ¡Es ideal para frenar las señales de envejecimiento, mamá! Si quieres algo más simple, sólo mezcla el aceite con una cucharada de azúcar morena y tendrás un exfoliante perfecto para remover impurezas e hidratar a la vez.

Manos hermosas y uñas más fuertes

El mismo efecto emoliente convierte al aceite de coco en un aliado para mantener manos suaves y libre de arrugas. Un truco que nunca falla es untar el aceite por todas las palmas, dedos y una gota en cada uña para hidratar la cutícula. Luego, coloca guantes de látex mientras terminas los quehaceres del hogar y al terminar, tus manos se sentirán tan suaves como un bebé ¡y todo sin haber ido al spa!

Acelerador metabólico y súper alimento

Por si fuera poco, esta milagrosa y natural sustancia es un súper alimento lleno de grasas buenas de fácil digestión, que según los más recientes estudios, además de tener menos calorías que el resto de las grasas, reduce significativamente la incidencia de lesiones cardíacas y es una fuente inmediata de energía para el organismo. ¿A alguien le provoca una refrescante agua de coco?

1.Ultimate Makeup Remover Wipes; 2. Wet Skin Moisturizer by Jergens; 3. Amino Acid Shampoo by Kiehl’s; 4. Nutiva Coconut Oil.

Reporte por Eluz Vilchez.

Comentarios