Ahora que la temporada decembrina está tocando nuestra puerta, es esencial para nosotras, las madres, relajarnos en medio del caos. Sin duda, no es fácil. Entre el ajetreo de los niños, el hogar, la pareja y tu trabajo, encontrar un tiempo de paz para ti se convierte en uno de los grandes retos de la maternidad. Lo importante, mamá, es entender que lo debes hacer –recuerda que si tú estás bien, el resto de tu mundo también lo estará.

Más allá de crear un “spa en casa” cada domingo, por ejemplo, ¿has pensado que esa pasión por la calma también puede llevarte a una nueva carrera? A diferencia de la moda –donde el sentido del juicio a veces termina destruyendo tu autoestima— la belleza les abre un abanico de posibilidades a las mamás que buscan sentirse y verse al máximo. Si en tus planes está regresar a la escuela, ¿por qué no recorrer la milla extra y elegir una carrera que realmente cambie vidas? Los programas de Cosmetología y/o Masaje Terapéutico de Virginia College te dan las claves para empezar ese camino.

De acuerdo con Keatha Sorrell, mamá de una niña de 15 meses y un varoncito de 5 años, quien es la directora del programa en Lubbock, Texas, no necesitas experiencia para entrar en el campo de la belleza, simplemente una pasión nata y las ganas de rodearte de personas que quieren ver el mundo a través del cuidado personal.

Desde aprender técnicas para un color de cabello de moda, hasta lo más básico de una manicura, en un año –como mínimo— logras licenciarte y emprender tu propia carrera como estilista, masajista o esteticista. De hecho, si no lo ves como un trabajo, estas profesiones terminan siendo las menos estresantes y te abre las puertas de emprender independientemente o bajo el ala de los grandes nombres de la industria.

Otra ventaja es la oportunidad que tienes como mujer y como latina –nuestra cultura se basa en la belleza, en buscar actualizar tu apariencia para sentirte empoderada. Por si no lo sabías, el 56 por ciento de los estudiantes del programa de Cosmetología de Virginia College en Lubbock, Texas, provienen de origen hispano.

Sorrell, quien entiende perfectamente el balance –o los malabares— que debes hacer cuando eres madre y profesional, añade que para tener éxito se trata de planear y ejecutar; algo clave cuando buscas iniciarte en una profesión que demanda física y mentalmente de ti. Por eso es esencial apartar tiempo para cuidarte. Al sentirte bien contigo misma, podrás dar lo mejor a tus hijos, a tus clientes y a tu vida en general. “Toma un minuto o dos para respirar, meditar, seguir una simple rutina de belleza que te revitalice y te de energía para continuar”. ¿Cómo lograrlo en medio de un horario agitado?

8 Trucos para relajarte en casa cuando eres mamá

Virginia College - Mamá Beauté 2

  • “Compra aceite de lavanda y agrégale unas gotitas a tu champú. El aroma te ayudará a calmar tus sentidos y regenerarte”, explica Sorrell.
  • Hazte un mini facial de cinco minutos. Basta con aplicar una mascarilla de miel para hidratar, avena para suavizar, o arcilla para limpiar los poros –sea lo que sea, no requieres de horas en un spa costoso para darle vida a tu piel.
  • “Hablando de aceites, mézclalos con azúcar para crear un exfoliante casero que elimine las asperezas y te de un olor delicioso”, continúa Sorrell.
  • Elimina toxinas casi sin esfuerzo al consumir agua con limón. Cuando tu cuerpo está sano por dentro, se notará por fuera.
  • Antes de dormir, masajea tus pies con lociones mentoladas y cubre con medias de algodón. ¡Tus pies estarán suaves y descansados!
  • Si tomas un día a la semana para limpiar tu hogar, aprovecha y aplica mascarillas capilares y déjalo por horas. Una vez que termines los quehaceres, retíralo con agua fresca. Tu melena quedará sedosa y brillante sin importar el tipo de producto que hayas aplicado.
  • Crea rituales personales. Aun si sólo tienes 10 minutos para bañarte y maquillarte, haz que cada segundo cuente. Prende una velita o un incienso, pon música relajante y concéntrate en ti. ¡No permitas que el tiempo se te vaya de las manos!
  • Acostúmbrate a servirle de ejemplo a tus hijos. Enseñarles la importancia del cuidado y amor propio es imprescindible en esta época. Simples ideas como un “día de belleza” los fines de semana con tu niña o crear el hábito de exfoliar e hidratar desde pequeñitos, los ayudará a sentirse mejor en su propia piel.

Servir a las personas que te rodean y marcar la diferencia en su aspecto ultimadamente es una bendición que sólo tú, como profesional de la belleza, tienes en tus manos. Virginia College te ofrece una variedad de diplomas y programas si tu sueño es regresar a la escuela, además de contar con asesores financieros para encontrar un plan de pago que se adapte a tus necesidades. ¿Quizás lo más importante? Si eres madre y vives a mil por hora, puedes encontrar un horario que se ajuste a tus circunstancias sin sacrificar la calidad, pues entienden que sus estudiantes tienen otras prioridades en sus platos.

Así que, si tu vocación es a ser cosmetóloga, masajista o cualquier otro ámbito de la belleza y el cuidado personal, no trunques tu futuro. Virginia College te ayuda a encontrar tu propósito, a ganar confianza y conexiones que pavimentan el camino para una carrera exitosa. Recuerda, mamá, lo que hagas hoy por ti se convertirá en el futuro de tus hijos; y cumplir tu pasión – por más tarde que parezca — les dará el vivo ejemplo de superarse a pesar de los obstáculos de la vida.

Para más información, entra al portal web de Virginia College, visita sus campus en más de 11 estados (incluyendo Texas, Florida y Alabama) o llama al (866) 543-0136. ¡Piensa en grande y aprende al ritmo de TU vida!

Historia patrocinada por Virginia College. Las opiniones expresadas son propias del autor y los profesores.  Imágenes de Shutterstock.

Comentarios